El Colegio Jean Piaget fue fundado por la Profesora Alicia Casal de Flores Guerra en el año 1982. En un comienzo y viendo la necesidad de que existiese un Jardín Maternal y de Infantes en la zona del centro de la ciudad de San Carlos de Bariloche, funda Babataky con una amplitud horaria que contemplaría la necesidad para padres trabajadores fuera de su hogar.

El primer edificio funcionó en un residencial en el Barrio Belgrano, exactamente en la calle Güemes 763. Se realizaron tareas para adecuarlo a las necesidades del servicio educativo que iba a brindar; utilizando el lugar destinado a vivienda, como sector para el funcionamiento del Jardín Maternal con cinco secciones, para niños desde 45 días a dos años, con el objetivo de brindar cuidado, contención y educación personalizada durante el horario de 8.00hs. a 20.00hs, siendo el primer Jardín Maternal en San Carlos de Bariloche.

Durante el horario de 9.00hs. a 12.30hs. y de 14.00hs. a 17.30hs funcionó el Jardín de Infantes, contemplando al mismo tiempo la necesidad de ampliar este horario e igualarlo al del Jardín Maternal, ya que no existía una institución educativa que pudiese ayudar a resolver a los padres que trabajaban el problema de la atención de sus hijos.

La nueva institución fue rápidamente reconocida por la comunidad barilochense.

Se trabajó arduamente no sólo con los niños y docentes, sino que se inició un camino que permanecería transitable hasta el día de hoy logrando la plena interacción FAMILIA-ESCUELA-FAMILIA.

En 1985, cuando finalizó el contrato de alquiler en la calle Güemes 763 era un momento muy difícil en Bariloche para conseguir un lugar cercano. Finalmente, se alquiló un edificio en la calle Ruiz Moreno 387; pero, muy lejano al lugar donde antes había funcionado la institución. Tal situación conllevó a la pérdida de un gran número de alumnado.

Con el apoyo de los docentes y algunos padres que pese a la distancia, decidieron seguirlos, se comenzó la tarea de remodelar el edificio decidiendo continuar sólo con el Jardín de Infantes e incorporar la sección de 2 años.

Luego del gran esfuerzo, en marzo de 1986, se inauguró el ciclo lectivo con una muy buena respuesta por parte de la comunidad de esa zona (Ñireco), quien apoyó la propuesta educativa de Babataky.

El nuevo contrato de alquiler también tenía un límite, hecho que preocupaba e inducía a los propietarios a tomar una decisión efectiva y definitiva.

Así comenzó a plantearse el objetivo de tener un edificio propio, viviendo además la continua inquietud por parte de los padres de la continuidad con la creación del Nivel Primario.

En septiembre de 1988 se adquirió un lote ubicado en la calle Paseo de los Carpinteros 5149, exactamente a la altura del Km. 5.100 de la Avenida Los Pioneros.

Comenzó allí la nueva edificación, prestando suma atención a los requerimientos que debe cumplir En una superficie cubierta de 167 metros cuadrados, con cuatro salas, un baño con tres inodoros, una dirección, un baño para docentes, una cocina y un salón multiusos, calefacción por aire caliente, mucha iluminación natural, y un muy buen sector para parque, se inició el ciclo lectivo 1989.

 Nuevamente la respuesta de la comunidad fue la esperada, aunque no se pudo continuar con el mismo alumnado debido la distancia. En un lugar donde el sol, el aire libre, la tranquilidad y la seguridad están a disposición de niños y mayores, el proyecto educativo vuelve a estar en marcha, en continua recepción de la participación activa de las familias, su confianza, el cariño y la alegría de sus hijos.

Luego de nueve años de trayectoria y a pedido expreso de los padres se crea el 1º grado del Colegio Jean Piaget.

El comienzo fue un momento muy difícil . El 1º grado se inició en un aula disponible dentro del mismo edificio, y a mitad del año lectivo se comenzó la construcción de otro edificio, en el que actualmente funciona el Nivel Primario completo.

En 1997, se formó 7º.grado, ya que la escuela fue incorporando cada año un grado más. También se logró tener una aula de computación muy bien equipada y mucho material didáctico. Un gimnasio y salón de actos y teatro.

En 1999 hubo una explosión de matrícula en todos los niveles, lo que exigió una vez más encarar tareas de ampliación y construcción.

Actualmente la escuela cuenta con instalaciones cómodas, muy coloridas y suficientes. Entre ellas un gran gimnasio para realizar todas las actividades físicas, los grandes eventos, y las obras de teatro de padres y de niños que caracterizan este proyecto educativo.

¿Qué perfil de alumno?

El Colegio Jean Piaget aspira a que nuestros alumnos sean reflexivos y críticos, con iniciativa propia.

Que respeten los valores culturales propios, de su familia y de la comunidad en la que viven, y promuevan la integración e intercambio intercultural.

Que asuman el cooperativismo y solidaridad como actitud y no exclusivamente como elemento de conocimiento.

Que se comprometan con el mantenimiento del equilibrio ecológico para contribuir a la continuidad de la existencia de los seres vivos en la Tierra.

Que sean curiosos y flexibles, con disposición al cambio.

Que puedan crear, ejecutar y disfrutar haciendo y desarrollando una actitud crítica, compartiendo experiencias individuales y grupales.

Respetuosos y solidarios, cooperativos y humildes. Militantes de los derechos humanos, defensores activos de la democracia, la paz y de la vida.

Amantes del conocimiento, gozosos de lo estético, con capacidades para ejercer el pensamiento lógico y el juicio crítico.                                  

Con las herramientas lógicas y gnoseológicas necesarias para continuar la formación y acceder a niveles de conocimiento cada vez más complejos.

 

¿Qué perfil de docentes?

Nuestros docentes son profesionales conscientes y abiertos, de muchos recursos, encargados de organizar el medio pedagógico, de procurarse la necesaria formación profesional que les permite fundamentar sólidamente la selección, organización y producción de saberes; pero seguir siendo al mismo tiempo ESTUDIANTES TODA LA VIDA.

Tratan de tener a su alcance diferentes modelos pedagógicos y valorar su relación con la práctica al observar los resultados que ella provoca, optando lo que mejor se ajuste, según su experiencia a la realidad concreta de la escuela.

Su rol los lleva a elaborar pautas para orientar el proceso del aprendizaje de un modo tal que el alumno alcanza una participación activa, poniendo el acento sobre su autonomía y su libertad. Y reforzando el proceso de socialización para integrar los rasgos culturales de los diversos grupos que interactúan en la escuela y en la comunidad.

 

Nuestro equipo directivo.

Son profesionales concientes, con conocimientos amplios y experiencia en ambos niveles (Inicial y Primario). Poseen aptitudes como líder que les permiten conducir la institución educativa logrando los objetivos de la misma, siendo los verdaderos motores de los cambios en la escuela, porque si no los producen, los alientan y los acompañan asesorando, informando, ayudando, colaborando y orientando al equipo docente en un aprendizaje mutuo y en una búsqueda de equipo.

Supervisan la marcha del ideario de la institución, dedicándole especial atención para que las acciones sean coherentes con los valores planteados en él.

Están atentos a los emergentes para capitalizarlos y compartirlos con todos, sin descuidar el apoyo al grupo de docentes que requiere actualización permanente de su rol.

Contienen a la familia y les brindan seguridad siendo además referentes en la educación de sus hijos.

Estimulan el aprendizaje de cada alumno y conocen el proceso que van desarrollando en el transcurso de su camino.

To Top